BLOG
Futuro Educativo

Temas

Sistemas invisibles: Los nuevos tableros de control de la educación

Los sistemas de gestión del aprendizaje (Learning Management Systems, más conocidos como LMS) nacieron hace unos cinco años con la función de proveer plataformas capaces de unificar y controlar el trabajo virtual de los alumnos. Fueron soluciones administrativas contratadas por escuelas, universidades y empresas para sus cursos on line. Asistieron a docentes con tableros (dashboards) que mostraban el estado de situación de cada uno de sus alumnos, ahorrando horas y horas de trabajo administrativos en planillas. Generaron modelos de participación y monitoreo de los alumnos, canales de contacto on line y métricas de gestión del conocimiento.

Algunos de los grandes jugadores del mercado son Moodle, Edmodo, Blackboard, ConnectEdu o Schoology.

Pero todo esto ya parece ser parte de un tiempo pasado. Los sistemas de gestión del aprendizaje están mutando, como orugas que se tornan mariposas: el 61% de las empresas declaró tener un plan de transformación radical de su negocio en el próximo año. ¿Hacia dónde van?

Un estudio reciente indica que las siguientes tendencias están dominando la renovación profunda de los LSM:

-Ampliar y diversificar audiencias (incluyendo no sólo alumnos y docentes, sino padres e incluso futuros empleadores).

-Mutar a fuentes abiertas y soluciones basadas en la nube para tener mayor flexibilidad.

-Intensificar las redes sociales y espacios colaborativos.

-Abrirse a la personalización de las plataformas adaptativas.

-Adoptar modelos híbridos como formato institucional para escuelas.

-Orientarse a resultados medibles en pruebas y en relaciones de trabajo (networking).

-Ampliar las estrategias de gamificación de las interfaces.

-Usar más certificados abiertos (Open Badges) intercambiables en el mercado.

Es decir que los LMS están en plena etapa de transformación para convertirse en potenciales sistemas educativos invisibles digitales. Sistemas donde los docentes y alumnos vivan buena parte de sus vidas. Veamos algunos ejemplos.

Fishtree: el LMS adaptativo.

Fishtree es un LMS revolucionario. Además de todas las “clásicas funciones” de gestión de cursos, alumnos y evaluaciones, Fishtree está especialmente diseñado para que los docentes puedan crear sus clases en base a diversos contenidos digitales. Los docentes planifican sus clases en Fishtree y utilizan miles de contenidos digitales. Así Fishtree entra en otra dimensión: el aprendizaje adaptativo. Con el uso de Big Data Fishtree personaliza las lecciones de los docentes para cada alumno. Es una de las primeras versiones de un híbrido entre LMS y plataforma de aprendizaje adaptativo. Veremos mucho más de esto en el futuro.

Growth Engineering: el LMS Gamificado.

En un reciente estudio comparado de los 50 mejores LMS del mundo, Growth Engineering quedó clasificado como el más sobresaliente de todos. El factor decisivo: su uso de la gamificación integrada a la interfaz. La experiencia de aprendizaje está basada en equipos, tableros de logros, bagdes y mucha interacción social.

Fidelis Education y Motivis Learning: los LMS convertidos en LRM.

Uno de los desarrollos más recientes son los sistemas de gestión de relaciones de aprendizaje (Learning Relationship Management, conocidos como LRM). Fidelis y Motivis son los dos grandes actores en este mercado incipiente. Los LRM están centrados en la educación superior y buscan generar un ecosistema virtual de apoyo a los alumnos.

Fidelis se propone reducir drásticamente la deserción universitaria acompañando a los alumnos en lo que la empresa define como el fin central de la educación: las relaciones humanas. Utiliza tutores y mentores para distintas etapas del viaje educativo de los alumnos (crear una visión de futuro, apoyar, guiar, acompañar, etc.). Está también “gamificado” con badges y credenciales asociadas a Linkedin, para que los empleadores puedan sugerir calificaciones que necesitan en sus empleados futuros y los alumnos desarrollen cursos y actividades que los certifiquen en esas competencias para acercarlos de forma directa al perfil laboral buscado por las empresas.

Motivis es muy similar pero está totalmente centrada en un enfoque por competencias (CBE, Competency-Based Education).

Estos son sólo algunos desarrollos de un campo en plena fermentación. Los LMS del futuro combinarán cinco tendencias que hemos reseñado ya en este blog:

1-Las escuelas híbridas (blended).

2-Las plataformas adaptativas.

3-Las estrategias de gamificación y nuevos certificados.

4-Las redes sociales y la creación colaborativa de aprendizajes.

5-La corrección automática de evaluaciones.

Pronto es muy probable que muchas escuelas y universidades adopten modelos híbridos. Necesitarán un espacio o campus de “navegación de aprendizaje digital” donde los alumnos pasen buena parte de sus días, como los pasaron durante cinco siglos en edificios llamados escuelas. Tendrán recorridos personalizados adaptados por algoritmos de aprendizaje. Tendrán redes colaborativas donde crear conocimientos y aplicarlos. Tendrán evaluaciones basadas en pequeños y largos recorridos, en sus creaciones y valoraciones, en contenidos, aptitudes y competencias. Alguien deberá controlar toda esta variada gama de interacciones digitales con el aprendizaje: para eso estarán los nuevos tableros de control de la educación.

En la actualidad hay más de 600 LMS en el mundo. De ellos 350 están basados en Estados Unidos y y apenas 25 en América Latina.

Estos tableros podrán quedar en manos de varias empresas que prestan servicios paralelos y complementarios o podrán concentrarse crecientemente en un solo núcleo articulador sistémico. ¿Serán nuevas empresas que dominarán el mercado? ¿Serán las editoriales de libros de texto o algo parecido a los sistemas de ensino, el invento brasilero que integra todo el apoyo a las escuelas? ¿Será el Estado con su capacidad de regulación y su poder universal centralizado?

Los LMS del futuro serán “sistemas invisibles”: las nuevas arquitecturas del conocimiento de nuestros hijos y sus docentes. Les dirán qué vale más aprender. Les incentivarán a hacer cosas de ciertas formas (leer, ver, estudiar, compartir, crear, colaborar, interpretar, buscar, preguntar, memorizar, relacionarse entre sí). Quienes los diseñen y controlen tendrán en sus manos buena parte del destino educativo del mundo.


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

¿Cuál es el impacto de la #gamificación en el #aprendizaje? http://j6eFBd6ZNH http://yc51tEOVGP

@graduatexxi
¿Cuáles son las claves del entorno #innovador de #Brasil en #educación? http://kBWSf5JCnt http://pXQwDmcEEm

@graduatexxi
3 claves para enriquecer las clases con recursos visuales http://Y3nTbV0fEk vía @_INED21 http://eh8TW5Ss3l

@graduatexxi
¿Cuál es el futuro de la #educación? http://IYVXByx8iu @Forbes_Mexico http://suWFE5UdPL

@graduatexxi