BLOG
Futuro Educativo

Temas

Una escuela en una caja: ¿cuál es la cadena de escuelas privadas más grande del mundo?

El viaje al futuro de la educación tiene paradas en el pasado. La educación nació en manos privadas y quizás esté retornando allí luego de dos siglos de “paréntesis estatal”. Pero una estación no prevista es la de volver al método simultáneo, a enseñar en cadena exactamente lo mismo en cada aula y escuela. Sí, en la era de mayor diversidad de estímulos y opciones, hay retornos tecnológicos hacia la estandarización más extrema.

La respuesta a la pregunta del título de esta nota son las Bridge International Academies. Se trata de escuelas privadas con fines de lucro en los lugares más pobres de la tierra.

La primera Bridge nació en el asentamiento de Mukuru en Kenia en enero de 2009. Actualmente son más de 300 escuelas que educan a 118.882 alumnos (al día 8 de junio de 2015, dado que el contador de cantidad de alumnos de Bridge se actualiza cada día). En apenas dos años Bridge se convirtió en la mayor cadena de escuelas privadas de África y en 2015 en la más grande del mundo. Se abre una escuela Bridge cada 2,5 días y el plan maestro es muy ambicioso: llegar a 10 millones de alumnos en 12 países para el año 2025, abriendo una escuela por día.

Las Bridge cobran 6 dólares por mes en contextos donde el salario mensual no alcanza los 2 dólares por día. ¿Cuáles son sus secretos?

  1. Escala de negocios. Se planificaron como una gran cadena, exactamente con el mismo modelo de negocios que McDonals o Starbucks, como indica su CEO, Jay Kimmelman, en este video imperdible sobre las Bridge y sobre el futuro de la educación.  Se estudió en detalle cómo crear y multiplicar la mejor escuela barata de muy buenos resultados. Así se creó el modelo de “una escuela en una caja” (“academy in a box”). El objetivo fue claro: ganar un mercado invisible para las inversiones corrientes, dado que la educación privada de los más pobres del mundo es un negocio desconocido de 51 billones de dólares anuales. Bridge plantea manejar un billón de dólares anuales de ese mercado en los próximos años.
  2. Pedagogía estandarizada. El mayor secreto viene por vía tecnológica. Los docentes de las Bridge trabajan con tabletas que tienen conexión a internet. Allí tienen lecciones diarias prescriptivas creadas por un equipo central de expertos. Las lecciones deben ser leídas palabra por palabra por los docentes y controlan cada segundo de cada día de clases. Lo que ocurre en este momento en una Bridge está ocurriendo exactamente igual en otras 300 escuelas, tal como fue concebido el sistema educativo centralizado francés a comienzos del siglo XIX. Sólo que la tecnología lleva esto a la práctica como nunca antes podía imaginarse. Aquí puede verse un video del modelo.
  3. Control centralizado y accountability. Las tabletas no sólo controlan el currículum y la didáctica. Los docentes son vistos en directo por Bridge: se registra a qué hora llega cada maestro, cuándo empieza la lección, hasta dónde llega cada día y, dado que todas las evaluaciones se integran al sistema, qué resultados de aprendizaje logran sus alumnos. Esto permite crear una gran base de datos para modificar las lecciones en base a los resultados, gracias al uso de la analítica.
  4. Reclutamiento e incentivos. Los docentes son reclutados entre miles de candidatos en base a 8 pruebas que se toman on line, cuyos resultados predictivos centralizados realizan un primer filtro. Luego atraviesan un entrenamiento que culmina con una prueba final. Ese reclutamiento se complementa con un sistema de incentivos: reciben bonus de acuerdo con el presentismo, la proporción de lecciones enseñadas y los resultados obtenidos (todo esto es medido milimétricamente gracias al uso de las tabletas como recurso didáctico constante).
  5. Costos reducidos. Las escuelas tienen un formato de bajo costo basado en el estudio de cómo ahorrar en cada detalle, tal como lo hacen las grandes cadenas de comida en el mundo. Las clases van de lunes a viernes de 7:30 AM a 5 PM y los sábados de 9 AM a 4 PM. El mayor ahorro viene del método centralizado en el docente, que permite tener grupos de 40 a 70 alumnos por aula. Además, el sistema genera un mecanismo muy eficiente de cobro, dado que el pago por parte de las familias se realiza electrónicamente por vía bancaria, eliminando riesgos de corrupción e ineficiencia.

Las preguntas pedagógicas y éticas son inevitables. ¿No se convierten los docentes en robots que aplican un método externo sin casi ningún margen de adaptación ni intervención? ¿Se puede enseñar en forma estandariza extrema en contextos diversos y en un mundo cuyas economías valoran cada vez más la creatividad y el pensamiento autónomo? ¿Son pasos iniciales para formar en capacidades básicas a miles de alumnos de extrema pobreza para un futuro mejor o son escuelas que hacen un negocio con la educación y minan la posibilidad de crear un sistema estatal con mayor sentido cultural y nacional para cada país?

Para responderlas es necesario conocer los resultados de las Bridge. Según las propias evaluaciones administradas por la empresa, las escuelas logran resultados ampliamente superiores a escuelas con igual nivel socioeconómico de los alumnos en Kenia. Las Bridge logran resultados de aprendizaje 205% superiores en lectura, 37% en comprensión lectora, 24% en suma, 37% en resta y 42% en “problemas del mundo”.

El modelo ha sido criticado por la Campaña Mundial por la Educación, al limitar la identidad local de las comunidades. También la UNESCO ha advertido sobre el riesgo de colonialismo cultural de las Bridge. Otros las ven como la salvación mundial de la educación para los pobres. Incluso Bill Gates, Mark Zuckenberg y otros apoyan el proyecto en su combate contra la pobreza en África.

¿Pueden llegar las Bridge International Academies a América Latina? Bridge por ahora está ampliando su escala a países anglófonos africanos, pero quizás tarde o temprano pruebe suerte en América Latina. De cualquier forma el modelo en cierto sentido ya está aquí. Los sistemas de ensino en Brasil tienen en ciertas similitudes, especialmente aquellos que utilizan libros de texto más prescriptivos. Las posibilidades tecnológicas de la analítica de grandes cantidades de datos parecen ser una vía tanto para la personalización de la enseñanza (con las plataformas adaptativas) como para su estandarización. Todo está reescribiéndose.


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

¿Cuál es el impacto de la #gamificación en el #aprendizaje? http://j6eFBd6ZNH http://yc51tEOVGP

@graduatexxi
¿Cuáles son las claves del entorno #innovador de #Brasil en #educación? http://kBWSf5JCnt http://pXQwDmcEEm

@graduatexxi
3 claves para enriquecer las clases con recursos visuales http://Y3nTbV0fEk vía @_INED21 http://eh8TW5Ss3l

@graduatexxi
¿Cuál es el futuro de la #educación? http://IYVXByx8iu @Forbes_Mexico http://suWFE5UdPL

@graduatexxi